Saltar al contenido

Como prepararte para una carrera

abril 29, 2018

Los días previos a una carrera debes prepararte tanto física como mentalmente, ya que de esto dependerá que puedas conseguir el éxito que deseas.

La preparación a la carrera no solo incluye hacer ejercicios, también juega un papel fundamental comer saludable y una buena preparación mental. La semana previa a la carrera es muy importante y el día antes es decisivo.

Si quieres conseguir una nueva marca personal esto es lo que No Debes y lo que Debes hacer para prepararte para tu próxima carrera y romper tu propia marca.

Lo que NO debes hacer antes de la carrera

  • Aunque se pueda creer todo lo contrario, entrenar arduamente durante la semana previa a la competición es el peor error que puede cometer un corredor. Aunque las condiciones físicas varían en cada persona y también están determinadas por la edad, lo recomendable es bajar el nivel de entrenamiento hasta un 50% los siete días antes de la carrera, y así evitarás llegar cansado a la línea de partida.
  • Así como entrenar demasiado no es bueno, no hacerlo tampoco lo es, es decir debe existir un balance. Realiza algunas sesiones moderadas por lo menos cuatro o cinco días antes de correr, esto te ayudará a estar en formar para el día del evento.

  • Intentar practicar ejercicios distintos a los que sueles incluir en tus rutinas diarias de entrenamiento es algo que debes evitar. Experimentar con ejercicios nuevos sólo conseguirás sentirte agotado.

Lo que SI debes hacer antes de la carrera

  • Descansar. El descanso es fundamental, como ya se dijo no se trata de suspender los entrenamientos en su totalidad, solo bajar la intensidad de los mismos.
  • Incluye en tu rutina de preparación una buena alimentación. La noche antes de la carrera modera la ración de alimentos que ingieras así como cuando vayas a tomar tu desayuno en el gran día. No se trata de pasar hambre, se trata de hacer un balance. Comidas que incluyan verduras, frutas, hortalizas y frutos secos, son alimentos recomendados por sus altos valores energéticos.

  • Dormir lo suficiente y adecuadamente. Si eres de los que le cuesta conciliar el sueño bien en las noches luego de siestas durante el día, evita tomarlas, especialmente la noche anterior a la carrera.
  • Hidrátate. Si tomas la cantidad de agua necesaria los días previos a la carrera, en éste día te sentirás más hidratado y por tanto con más energía.
  • Es lógico que pensar con el día de la competición pueda llegar a generar un poco de estrés, sin embargo, puedes combatirlo practicando un poco de yoga los días antes o realizando alguna actividad que te ayude a calmar la ansiedad: escuchar música, leer un buen libro, inclusive puedes apuntarte algunas buenas películas que involucren algún mensaje motivacional.

  • Puedes utilizar los días previos para preparar el equipo que necesitarás para el día de la competición: zapatos, ropa deportiva, kit de hidratación, primeros auxilios, en fin todo lo que pienses que puedas llegar a necesitar en el día de la carrera.

El chequeo de tus zapatos es algo muy importante. Si se trata del par de tenis que sueles usar, asegúrate de que estén en buen estado. Si decidiste comprar unos nuevos, evita sorpresas desagradables y ponlos a prueba previamente, y así descartes que puedan causarte molestias en el día de la carrera.

  • Si la competencia se realizará en un lugar lejos de tu casa, otra ciudad e inclusive otro país, es bueno que visualices algunos detalles como:

Asegúrate si existe un lugar donde puedas cambiarte antes de la competencia o si prefieres salir ya vestido del hotel donde te vayas a alojar.

Estima el tiempo que puedas tardar para llegar al lugar de la carrera y el medio de transporte que piensas emplear.

De acuerdo a la hora de la competición, asegúrate estar con antelación un tiempo prudencial. Esto te ayudará a realizar un pequeño calentamiento y a no llegar desubicado a la carrera.

  • Si la ruta donde se efectuará la competición se te hace desconocida, puedes usar los días previos para recorrerla bien sea con uno de tus entrenamientos de baja intensidad, o por qué no, en auto, esto te servirá para hacer un mapa mental.

Como consejos finales, nada más importante que visualizarte a ti mismo haciendo un buen trabajo: Cruzando la línea de llegada como ganador o simplemente rompiendo tu antigua marca.

No hay nada más inspirador que la determinación, la confianza y la seguridad que te puedas dar a ti mismo, y ya en la carrera disfrutar cada segundo de la experiencia que te ayudará a prepararte para tu siguiente competencia.

¿Y tú? ¿Ya estás preparado para tu próxima carrera?