Saltar al contenido

Como cuidar tu piel en verano

marzo 11, 2018
verano

Comienza la temporada de verano, y con ella la mejor época para vacacionar disfrutando de un buen clima y del sol y el hermoso bronceado que puede brindarte. Sin embargo, a veces sucede, que nos aventuramos a las excursiones y a los paseos por la playa, largas horas expuestas al sol, cloro de las piscinas y al agua del mar, y esto, puede ocasionar visibles efectos negativos en la piel, como resequedad, oscurecimiento de la piel, y en casos más extremos, quemaduras leves o graves.

En este artículo, te daré la información necesaria para que disminuyas los efectos negativos que antes te he mencionado, cuidándote antes, durante y después de la temporada.

 

ANTES DE SALIR A VACACIONAR

HIDRATACION

En realidad, el mejor cuidado previo que puedes darle a tu piel, es mantenerla hidratada. Tanto por dentro como por fuera, así que procura beber la cantidad suficiente de agua; suele decirse que es necesario tomar un mínimo de 8 vasos de agua al día, pero en realidad, esto no aplica para todos, puesto que llevamos distintos estilos de vida, puede que algunos compensen su necesidad de consumir agua, con el consumo bien proporcionado de frutas y vegetales de la temporada, y por ello necesiten beber una menor cantidad de agua.
En cambio, hay personas que suelen consumir alimentos con menor cantidad de agua, o bien, que eliminan los líquidos de su cuerpo con mayor rapidez, ya sea por sudoración o por visitas frecuentes al baño.
Con respecto a esto, también puedes elegir alguna crema que contenga aceites de origen natural, o bien, hidratarla directamente con aceites como el de oliva, almendras, y el de coco.
Lo más importantes, es que adecues tu consumo de líquidos a las necesidades especiales que tiene tu cuerpo.

hidratacion
Mantenerse hidratado

PROTECCION SOLAR PREVIA

Seguramente, habrás escuchado decir que es necesario usar cremas con Factor de Protección solar a diario, y es cierto, puesto que evitan la penetración más profunda de los rayos UVA, además, las hay con también con elementos hidratantes, así que tendrás doble beneficio.

proteccion
Protege tu piel

 

DURANTE LA EXPOSICION SOLAR

HIDRATACION

Volvemos a tocar el tema, puesto que en los días y/o temporadas que te expones de manera continua, las capas superficiales de la piel pierden su hidratación con mayor rapidez, provocando en la misma, aspecto de resequedad y oscurecimiento como un mecanismo de defensa.

agua
Mantente hidratado

USO DE PROTECTORES SOLARES

En estas veces, lo que necesitas, es aplicar una cantidad generosa de bloqueadores solares, y recuerda renovar la capa luego de que te sumerjas al agua, o bien, cada cierto tanto, para que no quedes directamente expuesta. También puedes optar por bloqueadores resistentes al agua, si no quieres estar preocupándote de renovar la aplicación de manera tan continua.

 

bloqueador
Bloqueador solar

PROCURA ESTAR MENOS TIEMPO DENTRO DEL AGUA

El propósito de las vacaciones de verano, es precisamente disfrutar de que el clima se dispone para refrescarnos continuamente, pero sí de cuidar tu piel se trata, debes hacerlo con moderación, más aún en las piscinas, puesto que en una estas expuesta al excesivo uso de desinfectantes, como el cloro, los que funcionan perfecto para mantener relativamente limpia el agua, pero no están diseñados para que los reciba nuestra piel, y menos aún, durante tiempos prolongados.

BRONCEADO

Muchas personas gustan de exponerse directamente al sol, porque quieren obtener la piel con aspecto más dorado, pero ten cuidado, trata de hacerlo con el sol de la mañana o el de la tarde, ya que no es tan ofensivo para la piel como el que se da entre las horas de 10am a 3pm. Aproximadamente. Es mejor tomar varias sesiones para lograr un resultado más natural y saludable, que querer lograrlo de una vez y arriesgarte a enrojecimientos en la piel, y en casos más extremos, a quemaduras.

bronceado

SOMBRILLAS Y ATUENDOS

Seguro lo habrás escuchado antes, los colores más oscuros “atraen” más los rayos del sol, así que, de ser posible, procura evitarlo.
Lo mismo sucede con las sombrillas, búscalas de colores o estampados claros, muchas personas aseguran que el uso de sombrillas de colores oscuros, puede generar manchas en la piel, especialmente, en el rostro. Además, toma en cuenta que las sombrillas no son un “repelente” del sol, simplemente actúan como una especie de filtro, disminuyendo considerablemente el paso de los rayos del sol directamente a nuestra piel, así que no está de más, que consideres usar al mismo tiempo otras protecciones, como los bloqueadores.

sombrilla
Sombrilla

 

DESPUES DE LA EXPOSICION SOLAR

Vuelves de las vacaciones, esperando ver en el espejo un bronceado perfecto, y solamente ves enrojecimientos y quizá acompañados de ardor. Es prácticamente normal que esto suceda, puedes considerar los siguientes consejos para disminuir las consecuencias antes mencionadas

exposicion solar

SABILA Y ACEITES ESENCIALES

Es una planta maravillosa para ayudarte con tu piel, las pencas de sábila, contienen en su interior una especie de gel, si lo colocas en tu piel, sentirás instantáneamente el alivio que ofrece, brindándole frescura a tu piel, y basta con renovar la aplicación para seguir obteniendo el beneficio; se retira fácilmente con agua, y aparte de aliviarte, dejará tu piel más suave, por lo que puedes optar por usarla continuamente.
Los aceites como el de coco y almendra son ideales y muy efectivos para devolverle la suavidad a la piel.

aceites para la piel
Sábila

LECHE

Al ser un líquido naturalmente más frío, es ideal para que la aplique en tu piel, aparte de refrescarte, tiene efectos aclarantes sobre la piel. Puedes combinarla con harina de trigo, harina de arroz, o bien, avena; pero sin frotarla, solo colócala y déjala que actúe en las zonas más afectadas.

tratamiento piel

LO QUE NO DEBES HACER

EXFOLIACIONES

En estos momentos, tu piel se encuentra más sensible, y en recuperación por la exposición al sol y a otros agentes, lo menos recomendable es que la exfolies, y menos aún con tratamientos abrasivos, simplemente agravarás el problema, y puedes generar manchas más difíciles de quitar.

EXPONERTE NUEVAMENTE

Dale a tu piel el tiempo necesario de recuperación, si te expones nuevamente, los efectos serán más duraderos y quizá más dolorosos. Espera un tiempo prudente, tu piel te avisará cuando ya esté en mejores condiciones.

 

RECUERDA:
La piel de los pequeños es más sensible, por lo que lo ideal sería que optaras por no exponerlos al sol, y menos en las horas más intensas, y que les brindes protección a toda hora, ellos no pueden cuidarse por sí mismos, y son más propensos a quemaduras en la piel.

piel niños

Muchas gracias por tu visita, si te gustó nuestro artículo, puedes compartirlo con tus amistades.
Tú, ¿Cómo cuidas tu piel?
¡Déjanos un comentario!